¿Cómo puede saber con seguridad si tiene una pérdida de audición?

Te mereces vivir tu mejor vida auditiva. Este breve cuestionario le indicará la dirección correcta.

La recomendación se hará en función de tres aspectos generales de su audiencia:

  1. Tipo de entornos auditivos
  2. Los diferentes tonos que se pueden escuchar
  3. Cómo se oye el habla en el ruido

 

Este cuestionario de audición le ofrece una instantánea rápida y sencilla de sus capacidades auditivas generales. Si el cuestionario muestra que podría beneficiarse de más pruebas, póngase en contacto con nuestra oficina para obtener más ayuda.

*Sólo una verdadera prueba auditiva de diagnóstico puede medir con precisión su salud auditiva.


Pruebas básicas de audición

Una prueba auditiva básica se realiza en una zona tranquila (preferiblemente una cabina de sonido) con un audiómetro, un dispositivo que produce varios sonidos de tono (frecuencias) a diferentes niveles (intensidades). La persona responde a los sonidos levantando la mano o pulsando un botón.

Los resultados se registran en un audiograma, que proporciona al audiólogo una indicación de si la audición está dentro de los límites normales o si puede existir algún problema.

Si se detecta una pérdida auditiva, se pueden realizar más pruebas para definir mejor la naturaleza y el alcance y la posible causa de la pérdida auditiva. Cada prueba evalúa una parte diferente del oído.

Pruebas diagnósticas adicionales

  • Timpanograma: examina el tímpano y el oído medio (el espacio detrás del tímpano).
  • Reflejos acústicos: mide el movimiento de los pequeños huesos situados detrás del tímpano.
  • Emisión otoacústica (OAE): comprueba el funcionamiento de las pequeñas "células ciliadas" del oído interno.
  • Pruebas del habla: evalúan el efecto de la pérdida auditiva en la comprensión del habla. A veces se realiza tanto en un entorno silencioso como en uno ruidoso, utilizando voz viva o grabada.
  • Potenciales evocados auditivos (ABR): comprueba la función del nervio acústico hasta la primera parte del cerebro.
  • Electronistagmografía (ENG): evalúa la parte del oído interno que controla el equilibrio. Suele realizarse en personas que experimentan mareos o problemas de equilibrio.
  • Prueba de procesamiento auditivo (APD/CAPD): evalúa cómo el cerebro percibe o entiende lo que el oído envía. Muchas veces, esta prueba se recomienda para los niños que experimentan problemas de atención o de aprendizaje, o para los adultos que tienen una función auditiva estándar pero que siguen teniendo dificultades "auditivas".